Turistas encantados, barceloneses cansados

Juny 28, 2009

(La Vanguardia)

Todos los turistas consultados a pie de mar sobre la proliferación de buscavidas en las playas de Barcelona manifestaron estar encantados. Ninguno había visto un arenal con tantos servicios. Uno puede beber toda la cerveza que quiera a un precio muy económico, relajar las cervicales por sólo cinco euros, engalanarse para la noche con tatuajes de henna y abalorios… Pero las consecuencias de estas actividades son muy dispares. Ninguno de los visitantes de la ciudad se había planteado los peligros higiénicos que implica beber de una lata escondida en un contenedor de basuras para que la policía no la decomise. Los chiringuitos están hartos de la competencia desleal de los vendedores ambulantes de cerveza que no pagan impuestos. El Col·legi de Fisioterapeutes ya advirtió que un masaje mal administrado puede conllevar incómodas lesiones. Y los barceloneses comienzan ya a sentir cierto hartazgo por la insistencia utilizada por los vendedores de todo tipo para asegurarse unos ingresos. Cada vez son más las zonas de esparcimiento de Barcelona en las que a cada poco rato hay que decir “no, gracias” a un latero tras otro.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: