Cercanías, metro y Trambaix se averían en una misma mañana

Juliol 1, 2008

El fallo más grave ocurrió durante cinco horas en las líneas C-4 y C-1 de Renfe
La ausencia de trenes afectó 36 minutos a la L-1 y otros 45 al tranvía

(El Periódico)

La semana empezó ayer con problemas graves en la movilidad de miles de personas por fallos casi coincidentes en una misma mañana en tres medios de transporte metropolitano: Cercanías, metro y tranvía. El más grave, como es habitual, fue el de la infraestructura estatal que usa Renfe, que vuelve por sus fueros y desde hace pocas semanas suma averías.

La detección errónea y por causas desconocidas, según Adif, de un supuesto tren bloqueó el sistema de señalización en la plaza de Catalunya. Con el semáforo rojo sin motivo, el tráfico se debió regular manualmente de las 9.00 a las 12.34 horas en ambos sentidos de la C-4 (Sant Vicenç de Calders, Barcelona Sants, Terrassa) y en el sentido Mataró-Molins de Rei de la C-1. La normalidad no llegó, sin embargo, hasta pasadas las dos de la tarde, cinco horas después.

Renfe informó de que esta avería originó retrasos medios de 20 minutos (algunos trenes pasaron con desfases mucho mayores). A las 10.40 horas se recuperó la frecuencia de paso, pero los trenes que llegaban a las estaciones no eran los que correspondían por horario. El incidente abarrotó por enésima vez los andenes y el baile de horas y convoyes desorientó de nuevo a los usuarios.

INMOVILIZADO EN LA FLORIDA

Los problemas en el metro empezaron a las 8.08 horas al quedar inmovilizado un tren en la zona de la estación de Florida de la L-1, en L’Hospitalet. El servicio de esta ruta, que es la que registra más pasajeros de la red, estuvo cortado en toda la línea hasta las 8.25 horas, cuando se reabrió de Hospital de Bellvitge a Can Serra y de Plaça de Sants a Fondo. Una vez que Transportes Metropolitanos de Barcelona pudo retirar el tren averiado de la vía, el metro recuperó la normalidad a las 8.44 horas.

La mañana negra del transporte metropolitano se completó con un tranvía que a las 8.55 horas tampoco pudo seguir su camino en dirección a Barcelona en la estación de La Sardana de Esplugues de Llobregat. Ello obligó a cerrar las estaciones existentes entre Cornellà Centre y Ca n’Oliveres. El servicio funcionó de forma parcial en las tres líneas del Trambaix hasta las 9.40 horas.

CADENA DE INCIDENCIAS

El de ayer es el quinto incidente de importancia en Cercanías en un mes. En el túnel de la plaza de Catalunya quedaron atrapados 1.500 pasajeros el 26 de mayo. Otra avería entre L’Hospitalet y Sants colapsó el 13 de junio esta terminal y retrasó toda la tarde cinco líneas. Seis días después, unos pasajeros cortaron las vías en Montcada-Bifurcació en protesta por nuevos retrasos en tres líneas. El 27 de junio, otro fallo en Martorell cortó y retrasó también tres líneas.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: