Una calle del 22@ se inunda tras estar dos años en obras

Mai 6, 2008

Problemas de infrastructuras en el Distrito Tecnológico de Barcelona
Comerciantes de la zona denuncian la deficiente ejecución del proyecto municipal
Los chaflanes de Llull con Àlaba y Pamplona se han reformado tres veces

Albert Ollés (El Periódico)

A los comerciantes del tramo de la calle de Llull entre Zamora y Àlaba, en el 22@, les crecen los enanos. Después de dos años con la zona cerrada y levantada por unas obras de reforma que acumularon varios retrasos, el proyecto se ha estrenado con inundaciones en la acera. Así lo han denunciado a este diario los afectados, que critican la deficiente ejecución global de los trabajos municipales.

Uno de los principales damnificados es el restaurante Mannà, ubicado en la confluencia entre Llull y Pamplona. Según su propietario, Jesús Molina, la llegada hace pocos días de las primeras y esperadas lluvias de abril desembocó en importantes acumulaciones de agua sobre la acera del chaflán, con el consiguiente perjuicio para los negocios.

PENDIENTE INCORRECTA
El problema radica, según Molina, en que la pendiente de la acera para facilitar la caída del agua hacia la calzada no es la correcta, lo que la dirige en sentido contrario, hacia los portales. “Después de todo lo que hemos pasado, el resultado final es más que insatisfactorio”, dice Rita, responsable de otro establecimiento.

“Hasta tres veces han reformado y levantado los dos chaflanes con Pamplona y Àlaba”, añade. En el primero de ellos trabajaban el pasado sábado a destajo varios obreros; mientras que en el segundo estaban cambiando ayer las baldosas, pese a que las obras concluyeron el pasado enero. Los alcorques también son provisionales y los acabados en general no satisfacen a los vecinos.

Otro tema que ha quedado pendiente es el de la recogida neumática de basura. Tal y como sucede en las reformas urbanísticas del 22@, se aprovecharon las obras para instalar la canalización subterránea, pero los buzones, que deberían ir en los chaflanes, aún no se han puesto al depender de otros proyectos.

“Nos hemos llevado una gran sorpresa al ver que traían otra vez los contenedores de siempre”, explica Rita. Según estos comerciantes, la larga duración de los trabajos obligó a algunos negocios a cerrar. “Solo hemos aguantado los que teníamos una clientela fija o los que no dependen para vivir de la gente que pasa por la calle”, afirman.

Tal y como informó este diario el 3 de octubre del 2007, el proyecto de reforma sufrió una compleja fase de ejecución que acumuló más de medio año de retraso sobre las previsiones iniciales.

ACCIDENTE MORTAL

El 16 de enero del 2007 un accidente laboral acabó con la vida de un peón al derrumbarse una parte de la zanja en la que trabajaba para hacer pasar, precisamente, la tubería de la recogida de basura. Ello originó una primera paralización de los trabajos para estudiar el terreno y tomar las medidas de seguridad pertinentes. Posteriormente se sufrió otro contratiempo al averiarse un cable de alta tensión de Endesa que pasa por debajo de la misma calle, junto a un colector también en mal estado.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: