Archive for 18/03/2006

La policia frena el ‘macrobotellón’ de BCN, però no evita els incidents

Març 18, 2006

• El desplegament policial va impedir la presència de molts bevedors a la rambla del Raval
• Després de mitjanit, guàrdies i mossos van efectuar càrregues i van disparar pilotes de goma

 
 + informació 
   
   
   
   
   

El área metropolitana supera el límite de polución por partículas

Març 18, 2006
El aumento del transporte y la falta de lluvias incrementaron la contaminación por los óxidos de nitrógeno, debidos a los coches  

ANTONIO CERRILLO – 18/03/2006
BARCELONA

El incremento del transporte privado y la falta de lluvias aumentaron en el 2005 la polución por partículas en suspensión y óxidos de nitrógeno en el área de Barcelona, contaminantes causados por el tráfico (en un 90%), las industrias y el polvo. En dos de cada tres estaciones de control de este área se superaron los valores límite de partículas, que se ha convertido en el principal agente que envenena el aire que respiramos.

Los datos del 2005 confirman la grave polución que sufre la conurbación barcelonesa, causada sobre todo por los tubos de escape de los coches, que emiten dióxido de nitrógeno y partículas muy pequeñas (PM10, menos de 10 micras). La paradoja es que la mejor combustión de los motores ha reducido el tamaño de las partículas, pero ahora son más difícil de expulsar de los pulmones y, por tanto, más peligrosas para la salud.

Desde el año 2005, la directiva europea sólo permite 35 superaciones al año del valor límite diario de partículas (50 microgramos por m3).Sin embargo, ese listón fue rebasado en 21 de las 35 estaciones del Barcelonés, Baix Llobregat y los Vallès, y en 26 de los 68 puntos de control de toda Catalunya. El exceso de partículas afecta sobre todo al puerto de Barcelona (la dársena sur y el Port, en donde el listón se superó 184 y 171 veces, respectivamente), así como a Sant Adrià, Granollers, El Prat, varias zonas de Barcelona (Eixample, Gràcia y Sants), Sant Feliu y Sant Vicenç dels Horts.

El otro gran contaminante que ha superado el límite es el dióxido de nitrógeno. En cuatro estaciones (Gràcia-Sant Gervasi, Eixample, Badalona y El Prat) se rebasó la media anual para el 2005 (50 microgramos por m3),mientras que en 15 de las 21 estaciones de control se superaron los límites más estrictos que entrarán en vigor el 2010, lo que obligará a las administraciones a actuar de forma inmediata para evitar quedar fuera de la legalidad en esa fecha.

Maria Comellas, directora general de Qualitat Ambiental, indicó que su departamento está elaborando un decreto para reducir la presencia de estos dos contaminantes junto con Política Territorial, Indústria y Salut. El plan, que se expondrá al público en julio o septiembre, incluirá cerca de 200 acciones que afectarán sobre todo a los vehículos y otros focos emisores de polución.

Otro contaminante que preocupa es el ozono troposférico, del que se han detectado 111 horas de superación de los límites de información a la población. Por este motivo, Medi Ambiente ha firmado un convenio de colaboración con la Asociación Química de Tarragona para reducir los compuestos orgánicos volátiles. El resto de los contaminantes se ha mantenido en general por debajo de los límites. En el 2005, la red de control de la calidad del aire contó con un presupuesto de dos millones de euros, un 60% más que en el 2004.

LA CITA EN LA CALLE. INCIDENTES EN LA RAMBLA DEL RAVAL

Març 18, 2006
Los alborotadores lanzaron botellas y quemaron contenedores lo que provocó varias cargas policiales por Ciutat Vella  
Los incidentes que se extendieron por las calles junto a la Rambla del Raval se cobran al menos tres heridos y cuatro detenidos  

LA VANGUARDIA – 18/03/2006
BARCELONA | REDACCIÓN

La fiesta del botellón en Barcelona acabó anoche con incidentes después de que varias decenas de personas en la Rambla del Raval primero, y en las calles adyacentes con posterioridad, lanzaran envases y otros utensilios contra la policía, inciendiara contenedores y tratara de saquear algunos establecimientos comerciales. Los agentes de la Guardia Urbana y de los Mossos tuvieron que emplearse a fondo y realizaron diversas cargas -algunas de ellas con balas de goma-para frenar la ofensiva de los alborotadores. La refriega se saldó con al menos dos ciudadanos y un agente heridos y cuatro detenidos, al cierre de esta edición.

A partir de la una de la madrugada, la tensión se tradujo también en quema de contenedores y más encontronazos entre policías y ciudadanos que provocó heridas, al menos, a un agente y a dos personas que participaron en la concentración. Pasadas la 1,30 de la madrugada la Rambla del Raval volvió a quedarse vacía.

La cita del botellón congregó a unas 500 personas. El ambiente festivo con el que empezó la velada se convirtió en una lluvia de botellas pasadas las doce de la noche. Mossos y Guardia Urbana registraron a fondo a todo aquel que quiso entrar en la Rambla del Raval para evitar que se bebiera alcohol en la calle.

Los agentes practicaron al menos cuatro detenciones. La Guardia Urbana detuvo a dos individuos que causaron alborotos y los Mossos d´Esquadra realizaron otras dos detenciones, aunque ninguna de ellas por beber en la vía pública. Una fue por robo y la otra por una reclamación judicial.

Mientras, en el control policial que se montó en los extremos de la rambla -en las calles Hospital y Sant Pau-crecía la cola de gente que quería entrar. Los agentes registraban mochila por mochila y requisaban todas las botellas. En estos accesos también se vivieron momentos de tensión ya que algunos congregados querían saltarse el dispositivo e increparon a los agentes. Aquí, también, algunas personas lanzaron botellas e incluso rompieron el cristal de un vehículo que intentó penetrar en la Rambla del Raval. Los policías ocupaban cada vez más espacio lo que provocó varios encontronazos. La luna del escaparate de un establecimiento comercial también acabó rota después de que varias personas utilizaran cascotes de una obra cercana.

También las calles de alrededor contaban cada vez con más presencia policial. Algunos vecinos de la rambla gritaban contra el botellón desde sus balcones. Uno incluso bajó a la calle y se encaró con varios jóvenes que estaban bebiendo.

La concentración empezó tímidamente sobre las once de la noche en una rambla totalmente mojada. Pocos minutos antes los servicios de limpieza del Ayuntamiento regaron con potentes mangueras la rambla del Raval, el lugar elegido en la convocatoria de internet y de SMS para realizar el anunciado macrobotellón que al final más que bebida sólo aportó incidentes.

El suelo mojado impedía que la gente tuviera ganas de sentarse y, además, la avenida estaba tomada por Mossos y urbanos. Ciudadanos y agentes se vigilaban expectantes para ver quién se atrevía a dar el primer trago.

Decenas de furgones de ambos cuerpos policiales custodiaban la rambla y los agentes destinados a preservar la arteria del Raval de alcohol realizaban sin parar registros en bolsas en bolsas y mochilas. Antes, una pareja joven, vecinos del Raval, fueron registrados por dos policías.

“La medida nos parece estupenda; no nos hace ninguna gracia que se convoque un botellón. Todavía tendría que haber más policía. Vivimos aquí y tenemos derecho a descansar”, dijeron.

Tres jóvenes fueron cacheados por varios agentes que hallaron dos litronas. “Tienes dos opciones: o van a la cloaca o te ponemos una multa”, dijo un agente. Las botellas fueron requisadas.