Archive for 27/01/2006

El síndic de greuges escucha las quejas de los vecinos del barrio más multiétnico de Barcelona

gener 27, 2006

El doctor Ribó en el Raval

RAMON SUÑÉ – 27/01/2006
BARCELONA

Hajar Zebair, una joven catalana de padres marroquíes, acompaña a un grupo de mujeres de esta nacionalidad al Casal dels Infants del Raval. El propósito de su visita es exponerle al Síndic de Greuges, Rafael Ribó y al amplio equipo de colaboradores que se han desplazado hasta la popular asociación de la calle Junta de Comerç algunos de los problemas con los que se conviven a diario los habitantes del barrio más multiétnico de Barcelona.

Se quejan de las condiciones de su vivienda – una de las compañeras de Hajar lleva diez años en un piso de 34m2y una sola habitación con su esposo y sus cuatro hijos-; de la situación de los menores que deambulan por la calle en horario escolar; de la falta de espacios adecuados para relacionarse…

El Defensor de les Persones y su equipo atienden, una por una, las demandas, quejas y peticiones de información de los ciudadanos “sin distinción de nacionalidad ni situación legal”, tal como prometen los carteles que desde hace unos días anuncian la visita.

Es la primera vez que esta especie de oficina móvil del ombusdman catalán abre consulta en un barrio de Barcelona y una veintena de personas ha concertado entrevista.

El que fue secretario general del PSUC y líder de Iniciativa aprovecha también para reunirse con entidades de un territorio con el que mantiene un contacto casi permanente. No en vano, en Ciutat Vella está el origen de muchas de las actuaciones iniciadas por el Síndic (251 en el 2004 y 355 el año pasado). Los pacientes del doctor Ribó padecen enfermedades comunes a toda la ciudad, pero que en el Raval son más graves y más habituales que en otros barrios: vivienda (mobbing,hacinamiento en pisos sin las mínimas condiciones de habitabilidad, precios imposibles), inmigración (falta de papeles, menores desamparados), ruidos y suciedad. También son habituales las quejas por procedimientos administrativos, como el que explica en un perfecto catalán Francisco, colombiano con siete años de residencia en Barcelona. Un día estacionó su coche junto a una de las aceras de la calle Guàrdia, aquella en la que, según la señalización, estaba permitido aparcar. La grúa se llevó su vehículo y perdonó, en cambio, a la decena de automovilistas que habían dejado los suyos en el lado prohibido. Al mes siguiente, escarmentado, Francisco imitó a sus vecinos y aparcó el coche mal, como todo el mundo. Mala suerte la del colombiano; esta vez la grúa fue inmisericorde y castigó a todos los infractores.

Desde que Rafael Ribó accedió al cargo de Síndic, ha empleado este formato de relación con los ciudadanos en 41 municipios. La de ayer fue la primera en Barcelona. Su intención es repetirla en otros barrios de la capital y seguir mediando entre las personas y las instituciones que siempre las representan y, en algunos casos, las perjudican.

La subida de servicios básicos resta valor al aumento de las pensiones en Barcelona

gener 27, 2006

RAMON SUÑÉ – 27/01/2006
BARCELONA

Más de la mitad del incremento del 2006 en la paga mensual que perciben 200.000 pensionistas de Barcelona y su área metropolitana se pierde en hacer frente a las subidas que se han registrado este año en los servicios básicos (electricidad, gas, agua y teléfono) y en el impuesto de bienes inmuebles (IBI). Un informe elaborado por el grupo de CiU en el Ayuntamiento de Barcelona revela que esas 200.000 personas tienen unos ingresos medios de 328,15 €al mes y una previsión de aumento este año de 15 €mensuales, que se recortan en 7,86 €como consecuencia del incremento de las facturas de los citados servicios.

La formación que lidera Xavier Trias presentará hoy en el pleno municipal una proposición en la que reclama la creación de un grupo de trabajo, formado por concejales y técnicos, para que analice la situación de los pensionistas de la ciudad. El propósito de esta iniciativa, que tiene en cuenta el sobrecoste de la vida en Barcelona, es buscar fórmulas para que el Ayuntamiento ayude a mejorar el poder adquisitivo de los pensiones, en especial de aquellos que perciben unos ingresos más bajos.

CiU ha calculado la repercusión que las subidas de los servicios básicos tendrán en los pensionistas del área metropolitana de Barcelona. El mayor aumento es el de la factura del gas. Según las cuentas efectuadas por la federación nacionalista, el incremento previsto para el 2006, de un 9,91%, elevará el recibo del gas en 2,30 €mensuales. Por lo que respecta a la electricidad, el aumento de un 4,5% supone que este año un pensionista ha de pagar 1,5 €mensuales más que en el 2005.

CiU ha estimado el incremento medio de la factura del agua en 1,41 euros y la del teléfono, en 1,5. Finalmente, ha analizado la repercusión del incremento del IBI en los gastos de los pensionistas barceloneses. Para un valor medio de 400 euros anuales del recibo de este impuesto en la ciudad de Barcelona, y aplicando una subida tipo del 5%, el aumento para el 2006 será de 1,6 euros al mes.

El estudio que CiU llevará hoy al pleno del Ayuntamiento concluye que para poder disfrutar de unos servicios que consideran básicos, cada pensionista debe pagar una media de 136 euros al mes. Esta cantidad representaría el 41,6% de los ingresos que este amplio sector de la población percibe de su pensión.

Peligro sobre dos ruedas. Circular sobre dos ruedas en Barcelona es cada vez más peligroso

gener 27, 2006

TRÁFICO
La irrupción de nuevos motoristas sólo con carnet de coche dispara los accidentes en Barcelona

ÓSCAR MUÑOZ – 27/01/2006
BARCELONA

Circular sobre dos ruedas en Barcelona es cada vez más peligroso. Tanto, que el aumento del número de accidentes en los que se han visto involucradas las motos ha puesto fin a una tendencia a la baja en la siniestralidad del tráfico que se producía, año tras año, desde el 2000. El año pasado hubo un repunte del 4,7%. El fenómeno se debe, según los estudios del Ayuntamiento, a la irrupción de un gran número de motoristas – la mayor parte de entre 30 y 45 años- que conducen modelos de hasta 125 centímetros cúbicos sin experiencia previa, sólo haciendo valer el carnet de coche con tres años de antigüedad. Esto es posible desde finales del 2004 y ha propiciado que el año pasado las matriculaciones de motocicletas crecieran un 62,4% en la ciudad y un 41,1% en la provincia.

Cuantas más motos, más accidentes. Y si los conductores no tienen la debida pericia, aún más. Las motocicletas siniestradas crecieron el año pasado en un 21%. El detalle del tipo de siniestro según los vehículos involucrados también es elocuente. Los accidentes con una moto sola han crecido un 33,3% el último año; junto con un turismo, un 21,2%, y con otros, un 33,5%. El peso de los conductores de moto accidentados que no tienen carnet de este vehículo en relación con el total de motoristas implicados en siniestros ha crecido sin cesar y ha pasado del 7,9% en el último trimestre del 2004 (cuando se modificó la ley) al 26% en el último trimestre del 2005. El año pasado, 717 motoristas de este tipo (sobre un total de 3.422; uno de cada cinco) padecieron accidentes. Otro dato que tener en cuenta es la antigüedad de las motos siniestradas. Las de menos de un año han crecido en un 94%. También sube la peligrosidad. Por cada mil motos censadas hubo 22 accidentes, dos y medio más que en el 2004.

Estas cifras dan la razón a quienes auguraban que la flexibilización del acceso a la conducción de motos dispararía la accidentalidad, extremo que hasta ahora no se había confirmado. Sin ocultar su preocupación por estos resultados, Jordi Hereu, concejal de Seguridad y Movilidad, destacó que “las motos explican el 90% del incremento de accidentes que se ha producido” y que “sin la incidencia de estas cifras, la tendencia descendente de la siniestralidad del tráfico en Barcelona hubiese continuado como en años anteriores”. Para corregir la situación, “es muy deseable que quien vaya a circular con casco lo haga con experiencia previa”, añadió el edil, quien se mostró partidario de que las prácticas sean obligatorias para poder conducir una moto, cuestión que es competencia del Estado. Por el momento, Hereu no cree necesario retocar la ley. “Barcelona tiene una gran tradición en el uso de la moto y está en condiciones de resolver este problema”, añadió el concejal. En esta línea, el Ayuntamiento va a lanzar una campaña de concienciación y, en colaboración con la Asociación Nacional de Fabricantes de Vehículos de dos ruedas (Anesdor) y el RACC, tiene previsto ofrecer cursos de formación voluntarios y gratuitos para motoristas noveles.

Del total de 11.196 accidentes ocurridos el año pasado en Barcelona, 2.360 tuvieron lugar en las vías de acceso, 533 en las rondas y los demás en el resto de la ciudad. Los accidentes en las rondas de Dalt y Litoral aumentaron un 15,3%. En este caso, también hay un cambio en la tendencia a la baja que se registraba desde el 2003, cuando se instalaron los radares en estas vías rápidas. El año pasado hubo 161 accidentes de motos en las rondas, mientras que en el 2004 se registraron 95. El incremento ha sido del 69,5% en un año.

Las víctimas que más crecen también son las que viajan en moto. El año pasado representaron el 26,8% del total (22,9% el 2004). El 28% iba en coche (en el 2004, el 30,3%), el 25,4% en ciclomotor (28,1% el 2004) y el 13,2% eran peatones (13,1 el 2004). De los 49 muertos, 17 iban en moto (12 el 2004), también 17 eran peatones (14 el 2004), seis viajaban en turismo (4 el 2004), seis en ciclomotor (11 el 2004), dos en bicicleta (ninguno el 2004) y uno en camión (igual que el 2004). Las modalidades de accidente que más crecen son las típicas en los que se ven involucradas las motos. La caída de un vehículo de dos ruedas ha aumentado en un 10,7%, y la colisión lateral, a menudo debida a giros incorrectos, en un 10,5%.

Carmel, año uno. El barrio recupera el pulso, pero 246 afectados siguen sin hogar. La oposición habla de gestión nefasta de la crisis

gener 27, 2006

Un año del Carmel

Maragall asegura que hoy “hay más solución que problema” y la oposición habla de “gestión nefasta de la crisis”  

FRANCESC PEIRÓN – 27/01/2006
BARCELONA

Hoy hace un año, a Barcelona se le pasó el frío de golpe. La ola siberiana – que no polar, como quedó claro en las tertulias- capitalizaba las informaciones. Sin embargo, todo quedó en suspenso cuando trascendió la noticia del hundimiento del túnel del Carmel. La ciudad entró en estado de shock. Más de mil personas fueron desalojadas de 530 viviendas. El cráter engulló un edificio y gran parte de otro, dejó tocados de muerte a tres más y malheridos a una docena. Por suerte no hubo que lamentar víctimas humanas. Doce meses después, el barrio empieza a recobrar el pulso y uno de los indicativos que se esgrimen es la recuperación del mercado inmobiliario en el entorno del área afectada. Pero la crisis perdura por cuanto todavía, además de 29 comercios cerrados, hay 246 personas fuera de sus hogares y casi 200 han perdido su piso o han renunciado a él por miedo. Han preferido irse a sentir el vértigo del agujero, por mucho que les digan que no existe lugar alguno tan blindado como éste.

La zona roja, que será una plaza, continúa en obras. Los inmuebles del entorno se están rehabilitando. Los vecinos que han vuelto a residir cerca de ese enclave – unos satisfechos con las reformas; otros, lo contrario- soportan cuantiosos inconvenientes, como el ruido de las máquinas, el polvo o calles cerradas. Pese a estas circunstancias, resulta innegable que la zozobra que media entre un 27-E y otro es abismal, y las fotografias que ilustran esta página son un buen barómetro. A este clima de normalización contribuye el hecho de que la calle Llobregós, eje vertebrador del Carmel, no está abierto en canal como ocurría hace un año, cuando aún no se había instalado la losa que cubre el túnel principal del metro.

Otra evidencia es la huella que ha dejado la caída de la cola de maniobras. Una vez que se calmó la solidaridad de la emergencia, la brecha que se abrió en el Carmel ha incidido en la relación entre los ciudadanos. Los perjudicados lo son doblemente, en mucho casos: porque han perdido sus hogares o han tenido que estar o permanecen exiliados por una negligencia de la Administración, y porque, a la larga, se ha encontrado cierta incomprensión de sus propios conciudadanos ante las compensaciones que les han correspondido, como si ellos hubiesen podido elegir su destino.

El otro socavón se ha producido entre el Gobierno tripartito – ya sea autonómico o municipal- y la oposición. No hace falta remontarse a meses atrás, con la famosa crisis del 3% y el pago de comisiones, que quedó en fuego de artificio y en el anuncio del conseller Joaquim Nadal de un mayor control y transparencia en la adjudicación de la obra pública. Ayer, en el Parlament, los populares hablaron de “gestión nefasta” de la crisis y el Ejecutivo se refirió a “un modelo de eficiencia razonable”. El president Pasqual Maragall, a pregunta de Josep Piqué, contestó: “Hace un año tuvimos un problema muy grave. Hicimos lo que le correspondía a un Govern responsable, que es buscar soluciones sin perder la prioridad básica, que era, y ha sido, la de atender la seguridad de todas las personas”.

Piqué incidió en la cifra de vecinos que no han vuelto, en los comercios cerrados y en que la promesa de los 200 millones de dólares se ha quedado en 16 de euros. Tras ironizar sobre las visitas que el líder popular hace al barrio, el president replicó que en el Carmel “hay más solución que problema”. Según Maragall, la mayoría de los vecinos y de los negocios han vuelto”. No están todos, pero trabajamos para que así sea lo antes posible”. Y recordó que ya van invertidos casi 84 millones.

Los ratones campan por la zona infantil de la plaza Tetuan

gener 27, 2006
Cada mañana quedan restos de comestibles: los ratones encuentran fácilmente su alimento incluso en las papeleras  

LLUÍS SIERRA – 27/01/2006
BARCELONA

Los ratones corretean por entre los setos y el área de juegos infantiles, casi a los pies de la estatua dedicada al doctor Bartomeu Robert. Padres, madres y canguros que llevan a los niños a jugar a la plaza Tetuan, jubilados practicantes de petanca y vecinos que sacan a pasear a los perros se han acostumbrado en los últimos meses a la presencia de ratones en los parterres. Salen más a primera hora de la mañana y por la noche, pero también se han visto cuando hay niños en la zona de juegos, al anochecer.

“Entiendo que pueda ser normal que haya ratas o ratones en los parques, pero no lo es que los haya donde los niños juegan”, razona una mujer cuyas dos hijas “juegan con la misma arena donde han estado los ratones”. Esta madre entiende que “seguramente limpian, pero yo no tengo la seguridad de que la arena esté desinfectada”.

El columpio del área de juegos está a apenas dos metros de un seto por donde han aparecido hasta siete ratones de golpe, aunque “en seguida se volvieron a esconder”. Estos animales suelen ser miedosos y, por norma general, evitan acercarse a la gente.

Pero los ratones se han acostumbrado a encontrar alimento en las papeleras de la plaza, que por la mañana aún conservan restos de comida. “Salen de los setos, suben a las papeleras y comen”, relata un jugador de petanca habitual de la plaza. Son oscuros o rosados y a veces, caen víctimas de perros. “Uno de mis perros cazó uno el otro día”, cuenta una vecina.

Los datos oficiales de la Agència de Salut Pública de Barcelona señalan que en los últimos años viene descendiendo el número de incidencias recibidas en relación con la presencia de múridos (ratas y ratones) en la ciudad. En toda la ciudad, de 1.182 incidencias en el 2004 se pasó a 835 en el 2005 (una reducción del 30%). En el Eixample, donde está la plaza Tetuan, la reducción fue mayor, pasando de 96 a 52 incidencias de un año a otro. Pero en la plaza Tetuan no parece cumplirse la estadística. En los últimos meses, según los habituales de la plaza, han aumentado los avistamientos de ratones, y eso que los animalitos suelen evitar los momentos en que hay más personas y movimiento. Cuando no se les ve, es fácil encontrar los agujeros y las rendijas por donde entran y salen de sus madrigueras. Y no sólo hay agujeros en la zona ajardinada. También en los bordes de la plataforma pavimentada central (muy castigados por los golpes de monopatines) hay agujeros por los que aparecen ratones.

“Lo que tendría que hacer la gente es no dejar tantos restos comestibles”, comenta un jardinero municipal. Ciertamente, cada mañana quedan restos restos de alimentos, además de envoltorios plásticos, papeles y deposiciones caninas. No es precisamente un gran ejemplo de pulcritud y los ratones encuentran fácilmente su alimento. “Al menos no hay ratas, como había hace años”, recuerda el propietario de un perro que acude cada día a la plaza.

La Agència de Salut Pública ha recibido desde hace semanas avisos de vecinos sobre la presencia. “Desde hace un mes se viene actuando con operaciones de desratización”, explica un portavoz de la citada agencia, señalando que la existencia de ratas y, como en este caso, ratones en plazas ajardinadas de la ciudad es relativamente habitual”.

El servicio de Zoonosis seguirá interviniendo en los jardines de la plaza, aunque una eliminación completa de las colonias de ratones es muy difícil de conseguir. Hay vecinos que, en este sentido, reclaman un acción contundente.

Hay ejemplos de actuaciones expeditivas, no muy lejanas en el tiempo, en una zona a un kilómetro escaso de la plaza Tetuan: el tramo del paseo de Sant Joan entre Diagonal y Còrsega.

En los jardines y zonas de juegos del paseo se detectó una presencia notable no ya de ratones sino de ratas, en el otoño del 2004. Las actuaciones normales de desratización no fueron suficientes, y en noviembre de ese año se optó por eliminarlos arbustos donde se cobijaban. Éstos fueron sustituidos por una vegetación menos tupida, que facilita las tareas de limpieza y restan refugio a los animales.

Que ratas y ratones se vean más en determinadas épocas no significa que su número aumente en la ciudad, según la Agència de Salut Publica. Pero allí donde se ven hay alarma, como ocurre con los ratones a los pies del Doctor Robert.

El Carmel, un any després. L’enfonsament polític

gener 27, 2006

JOAN Clos · L’alcalde ha estat el més perjudicat en la pèrdua d’imatge pública i política, malgrat que l’obra sinistrada depenia del govern CONSEQÜÈNCIES · Tot i les peticions de dimissió, els cessaments pel desastre del Carmel van ser només tècnics

Carles Sabaté

aquí no dimiteix ningú!”, es queixa un paleta que esmorza a la granja Mari del Carmel. Un paleta que mira la repetició gravada d’un programa de televisió sobre l’aniversari de l’enfonsament que es reposa al bar perquè la Mari era una de les afectades que el protagonitzaven. La Mari i diverses autoritats implicades en el desastre. El bar ha reobert fa uns dies, després d’onze mesos tancat, i el freqüenten venedors del mercat, veïns i els manobres que treballen en els edificis malmesos. “Els polítics ja ens han oblidat”, lamenta Josefina Marqués, que remira el reportatge tot esperant l’hora de recollir el nen a l’escola Carmel, que fa pocs dies va reobrir portes.

La política municipal ha virat cap a l’incivisme, i la catalana cap a l’Estatut, però l’episodi del Carmel va marcar la vida política durant força setmanes, amb peticions de dimissió incloses al més alt nivell, des de l’alcalde Joan Clos fins al conseller Joaquim Nadal, i fins i tot una moció de censura contra Pasqual Maragall després de la polèmica per les acusacions de cobrament de comissions il·legals en l’obra pública.

Van pagar “justos per pecadors”, va admetre el mateix conseller. És a dir, el director general de Ports i Transports, Jordi Julià, actualment responsable de l’ens gestor d’infraestructures ferroviàries del govern, i el president de GISA, Ramon Serra, ara a l’empresa privada. Nadal s’havia compromès a plegar després del despreniment previ del dia 25 si hi havia algun altre ensurt. Tot plegat s’ha saldat amb 16.000 m3 de ciment per tapar el forat i 1.276 desallotjats. Les peticions de dimissió van arribar fins i tot per al responsable de comunicació del govern, per les limitacions que es pretenien imposar als informadors.

Però qui sembla haver pagat un preu polític més alt és l’alcalde Clos. Tot i que els errors de l’obra són imputables al govern, i malgrat l’enorme dispositiu -sense precedents- d’ajut social als veïns, Clos ha patit una imparable davallada en la seva imatge pública. El nombre dels qui valoren negativament la seva gestió es va disparar en les enquestes municipals des del gener passat. “El forat va generar pèrdua de confiança en l’obra pública, en les administracions i sobretot en la gestió de Clos”, insistia ahir Xavier Trias (CiU).

També el president del grup del PP, Alberto Fernández, recordava ahir “el retard de l’Ajuntament a l’hora de reclamar responsabilitats al govern de la Generalitat”. El PP es queixa també que el plenari municipal d’avui “només dedicarà una petita part a fer balanç del Carmel”, en un “intent de silenciar” l’aniversari del desastre.

Més ponderat és el balanç de la regidora del districte d’Horta-Guinardó, Elsa Blasco. La regidora creu que “el temps” ha anat posant cadascú al seu lloc”. Després de la inicial “desconfiança” en els gestors públics per algunes decisions errònies, com ara el primer reallotjament interromput, els veïns s’han adonat que durant mesos i mesos “els responsables polítics vam intentar assistir-los, inicialment, i posteriorment normalitzar la vida al barri”. Blasco vol “centrar-se ara en els projectes futurs de rehabilitació i millora sense desatendre la resta de barris del districte, una autèntica obsessió també”. Blasco (ICV-EUiA) ha demostrat paciència de Job, escoltant queixes i penes dels veïns. També lamenta que l’inicial debat polític sobre la gestió de les obres públiques “s’empastifés massa amb les acusacions del 3%, fetes fora de lloc”. D’aquella acusació de cobrament il·legal de comissions de Maragall i de les diligències que va obrir el fiscal en cap, José María Mena, n’ha quedat una querella presentada per un empresari contra un exalt càrrec d’Adigsa, l’empresa pública de construcció d’habitatges.

El president de la comissió d’investigació del Carmel, Joan Boada, coincideix en la inoportunitat de l’acusació, “tot i que la sacsejada va anar bé per desfer l’oasi que havia creat l’antic govern en la gestió de l’obra pública”. Boada insisteix que “d’una desgràcia inicial s’ha aconseguit un protocol de reforçament de tots els túnels i una evident millora en la contractació de l’obra pública”. La nova llei d’obra pública que es prepara “té la seva gènesi en els resultats de la investigació política, el que no ens corresponia era atorgar responsabilitats. Això correspondrà a la justícia”.

En canvi, el diputat de CiU, Josep Rull, troba a faltar “coratge” en el govern a l’hora “d’assumir responsabilitats”. Rull acusa Nadal “d’estendre la sospita generalitzada sobre tota l’obra pública i l’anterior govern per autoprotegir-se”.

Els nous motoristes fan pujar els accidents a Barcelona

gener 27, 2006

Quim Torrent

L’accidentalitat de bicicletes i vianants també s’incrementa 

El fet que els conductors amb el permís B puguin portar motos de fins a 125 centímetres cúbics ha provocat un augment de la sinistralitat als carrers de Barcelona. Aquesta és la tesi de la regidoria de Mobilitat de l’Ajuntament, que ha vist com l’any passat el nombre d’accidents s’elevava fins a 11.196, un 4,7% més que el 2004. Les xifres preocupen el departament que encapçala Jordi Hereu, que ahir en la presentació de les xifres va assegurar que sense la incorporació d’aquests conductors de motocicletes “estaríem en un any de decreixement dels accidents”.

L’augment del parc de motocicletes provocat per la possibilitat que obre el carnet de conduir B i la inexperiència en la conducció de màquines de dues rodes d’aquests nous conductors expliquen aquest increment substancial. Els accidents amb implicació directa de motos han crescut un 21%. De fet, aproximadament en un de cada dos sinistres hi ha un vehicle de dues rodes implicat.

 
Conductors perillosos
A primer cop d’ull, doncs, les xifres estadístiques culpen els nous conductors de moto de l’increment d’accidents. Durant l’any 2005 es van matricular set mil motocicletes més que el 2004 -cosa que representa un increment del 62%. Potser més greu que aquest increment del parc de dues rodes és la quantitat de motos noves implicades en accidents. En concret, una de cada quatre motos accidentades té menys d’un any, proporció que s’ha doblat des del 2004. El nou usuari de motocicleta, un home d’entre 30 i 40 anys que té poca o cap experiència, és el principal comprador i usuari d’aquestes motocicletes.

Aquestes xifres preocupen de veritat l’Ajuntament, ja que després d’uns anys de descens sostingut dels accidents, el 2005 les xifres van tornar a augmentar, sobretot en llocs com les rondes, on es van produir un 15% d’accidents més. La velocitat, però, ha deixat de ser un dels factors causants de l’accidentalitat. A les rondes, per exemple, ha disminuït amb l’entrada en funcionament ara fa tres anys dels radars fixos, però l’equació menys velocitat igual a menys accidents no sempre és certa.

En menor mesura, els vianants (+5%) i les bicicletes (+22,5%) també s’han vist involucrats en més accidents. Hereu va atribuir a l’augment del nombre de desplaçaments en bicicleta la major accidentalitat i, en referència als vianants, va assegurar que els englobava a la casuística general. L’Ajuntament confia que la implantació de les zones 30 contribueixi a abaixar aquest tipus d’accidents.

 
Sinistres i feina
La presentació de les dades d’accidentalitat va coincidir amb la publicació d’un estudi sobre la seguretat dels treballadors motoristes. El risc de mort per circular en moto és tretze vegades més alt que conduir un altre vehicle. I el risc s’aguditza quan el qui porta la moto és un treballador.

Les xifres preocupen en la mateixa mesura totes les administracions, ja que els accidents de trànsit són la primera causa de la mortalitat en el treball -pràcticament suposen la meitat de les morts-. Molts d’aquests accidents tenen lloc a última hora de la jornada o en el retorn a casa de la feina. El perfil de l’accidentat és un jove d’entre 18 i 30 anys poc experimentat en aquest tipus de vehicle. Tot i que no hi ha solucions miraculoses, l’estudi assenyala que cal adaptar les normes de trànsit a la major presència de motos.

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.