Arxivat per a gener, 2006

El Carmel i l’habitatge. Tres propietaris propers a l’esvoranc reclamen al govern que adquireixi el seu pis perquè no el poden col·locar al mercat lliure

gener 31, 2006

El Carmel i l’habitatge Les vivendes s’encareixen al mateix ritme que a la resta de la ciutat de Barcelona

Els preus aguanten

Benito Badrinas

Joan Castillo viu al carrer Bernat Bransi, en un immoble afectat per l’enfonsament del túnel de la línia 5 del metro. “Vam ser desallotjats, encara que després vam poder tornar perquè ens van dir que l’edifici no patia danys”, explica a l’AVUI aquest veí del Carmel. El pis de Castillo es troba a l’anomenada àrea verda, la més allunyada de l’esvoranc, però també afectada per l’enfonsament. Ara, un any després de la desgràcia, Castillo vol vendre el seu pis. “El pis aparentment no té danys, encara que als aparcaments hi ha alguna esquerda que espanta la gent que s’hi interessa”, explica.

Els propietaris dels prop de cinc-cents pisos més o menys afectats per l’accident van firmar un acord que preveu que la Generalitat els hi comprarà en el cas que sigui impossible vendre’l al lliure mercat. “Porto dos mesos intentant vendre’l i, de moment, no trobo comprador”, apunta Castillo. Si al cap de tres mesos de posar-lo al mercat no aconsegueix col·locar-lo, la Generalitat està obligada a quedar-se’l. Els últims mesos la Generalitat ha taxat els pisos afectats, encara que l’avaluació s’ha fet sense la pèrdua de valor provocada per l’enfonsament i aplicant la revalorització mitjana de l’habitatge a Barcelona. En definitiva, l’administració valora els pisos com si l’enfonsament no s’hagués produït. “Jo el que necessito és vendre el meu pis per pagar el que acabo d’escripturar”, diu Castillo.

“Qui diu que no hi ha compradors per a aquesta zona? És més difícil però nosaltres ja hem venut algun pis”, assenyala María José Barrio, de la divisió de vendes de l’agència immobiliària Expofinques: “La taxació feta per la Generalitat -afegeix- fa que els preus ja siguin alts i això és el que dificulta la seva comercialització”, apunta Barrio. Professionals del sector expliquen que sí que troben més reticència a instal·lar-se a la zona d’influència de l’esvoranc, que suma prop de cinc-cents habitatges, però també és ben cert que hi ha gent que no hi dóna massa importància. “Estic intentant vendre -assenyala Barrio- un pis de la zona verda que la Generalitat ha valorat en 270.460 euros, i la seva propietària, com que això ho té segur, està intentant treure’n 288.460 euros al mercat lliure”.

Els propietaris de vivendes a la zona verda -i també a la groga, que és la que tot just envolta l’esvoranc- poden reclamar a la Generalitat que compri el seu pis fins a sis anys després de la posada en marxa del metro. Fins ara, a l’administració autonòmica hi han arribat les reclamacions de tres propietaris, que ja han demanat a la Generalitat que es quedi el seu pis. En els propers anys es poden multiplicar aquest tipus de reclamacions, ja que entre la zona verda i la groga sumen 497 pisos. De fet, l’advocat Joan Fabregat, que representa una tercera part dels 1.200 veïns afectat, assegura que sis clients seus han començat el procés per demanar a la Generalitat la compra del pis.

A aquesta reclamació s’hi afegeix l’efectuada per 40 propietaris de la zona groga, que han optat per acceptar alguns dels pisos de protecció que els ha ofert la Generalitat.

A la resta del barri i ja més lluny de l’àrea enfonsada, les noves promocions continuen aixecant-se sense cap problema. “Pocs dies després de l’enfonsament, els professionals crèiem que molts veïns marxarien espantats i que podríem comprar pisos a molt bon preu, però no ha sigut així”, afirma Lluís Flotats, de l’agència InmoHabitat. Al Carmel els preus dels habitatges no han baixat i, segons diferents fonts, s’han encarit al mateix ritme que a la resta de Barcelona. Al districte d’Horta-Guinardó, on hi ha el barri del Carmel, el cost del metre quadrat a finals de desembre era de 3.751 euros, un 6,75% més que dotze mesos abans, segons Sociedad de Tasación.

L’increment esta en la línia de la mitjana de Barcelona, on el preu del metre quadrat es va encarir un 7,2% al llarg del passat exercici. “El Carmel no ha perdut valor; el parc d’habitatges del barri es beneficiarà en els propers anys de l’arribada del metro i de les inversions que estem efectuant ara”, assegura Ricard Fernández Ontiveros, secretari general d’Habitatge de la Generalitat.

Agents durs d’orella

gener 31, 2006

Agents durs d’orella

De vegades em vénen ganes de pensar que una de les característiques del perfil de selecció dels agents de la Guàrdia Urbana deu ser ser durs d’orella. Per què? Doncs senzillament perquè amb amics i coneguts comentem -especialment quan hem de parar de parlar perquè no ens sentim-, que sembla mentida com no multen de veritat aquestes motos que fan tant de soroll.

Tant parlar de contaminació acústica, i sembla que en aquest tema no hi ha voluntat política d’enfilar l’agulla. I especialment són les motos més petites en cilindrada, les que porten la matrícula groga i allargada en vertical, les que acostumen a fer més soroll.

Doncs a veure si es fa alguna cosa, que ja n’hi ha ben bé prou. I si cal, que els treguin la moto per una temporada.

Maria Dolors Ortiz-Repiso

La masía del Carmel, en ruinas

gener 31, 2006

JOSEP M. HUERTAS CLAVERIA - 31/01/2006

Delante mismo del pasaje Calafell, epicentro del drama del Carmel, se abre otro pasaje más estrecho, casi una ranura entre los edificios de la calle de Bernat Bransí. Al fondo se alza, por poco tiempo, la masía de Can Grau, que la gente del lugar conoce mejor como el Rancho Grande, porque en sus últimos tiempos de decadencia ha vivido allí una multitud de gente en espera de que un día los desahuciasen.

La masía está ahora tapiada, incluida la capilla que se adivina a la izquierda. Unos timbres electrónicos delatan la existencia de vecinos hasta hace poco tiempo. La masía será derribada y, seguramente, en su lugar se construirán más pisos, como se hizo en las casi once hectáreas que en un pasado remoto acogían viña y árboles frutales.

La gente del Carmel sabe poco de la historia de Can Grau. Incluso se sorprenden de que haya habido quien escribiese sobre lo que ven, con razón, como un caserón desvencijado. El primero en hacerlo fue Francisco de Zamora, que en 1789 inventarió todo lo que vio en Barcelona y sus alrededores. Era entonces Can Grau propiedad de Antonio Moreno, un asesor de la intendencia de Catalunya. Explicaba Zamora: “Tiene una hermosa huerta con agua bastante y casi medio cuarto de hora de desierto hermoseado con diferentes árboles emparrados”. Pocos años después, el barón de Maldà, en su Calaix de Sastre, prefería hablar de “la gran cascada d´aigua que rajava”, así como de dos glorietas que adornaban la finca, la del Paradís y la de Glòria.

Cuando el Carmel empezó a ser habitado por pequeñas torres, a principios del siglo XX, la capilla de Can Grau sirvió como iglesia provisional, dedicada a Santa Teresa, el nombre que tienen actualmente el colegio desalojado en enero del año pasado y un pasaje que se encarama por la montaña.

Desideri Díez, el infatigable historiador de Horta, recuerda que Can Grau era muy conocida en los años treinta porque se celebraban fiestas populares y también se organizaba la ayuda a la gente más necesitada en un barrio que empezaba a crecer. Pero fue hacia esa época que las tierras se vendieron y la casa empezó a quedar empotrada entre nuevos bloques de viviendas.

Luego vino la degradación. La masía fue fragmentada en apartamentos en la época de mayor crecimiento del barrio, cuando el anarcourbanismo era la ley.

Nada puede salvar a Can Grau, porque está en ruinas, pero quizás, ahora que se buscan nombres para la plaza que nacerá donde se produjo el hundimiento de enero del 2005, pudiese ser una sugerencia, o al menos incluir un pilón o cualquier otra marca que enseñase a los carmelitanos que los barrios, por jóvenes y humildes que sean, tienen su historia.

Y la de Can Grau, la masía del Carmel, se hunde en la noche de los tiempos, porque antes de llamarse así fue Can Busquets, y aún tuvo otros dueños (el citado Antonio Moreno, Frederic Desplau, Josep Amat, Joan Ferrer), y fue conocida también como la Torre Roja.

De las viñas y de los árboles frutales, como de las glorietas y de la cascada, quedan los libros citados. Pero de Can Grau podría quedar algo más para que el recuerdo no se difumine.

Menys espera al metro

gener 30, 2006

No puc entendre com, en una ciutat com Barcelona, l’espera del metro sigui de més de nou minuts a partir de les 10 del vespre. ¿Considera TMB que tothom ha plegat de treballar moltes hores abans? Sisplau, redueixin el temps d’espera, almenys fins a les onze de la nit.

Àlvar R.

Urbanisme lamentable. Carretera de la Bordeta

gener 30, 2006

Antoni Jané Galbete
Barcelona

Els carrers de la Bordeta, de la Constitució i de Gavà formen un tot que és conegut popularment per carretera de la Bordeta. Aquesta via i les que l’envolten conformen la zona més senzilla dels barris de Sants i Hostafrancs. Voldria denunciar la situació lamentable que hem de suportar els veïns, tant per aspectes urbanístics com de manteniment, de transports públics, de planificació de mobilitat… Repto els responsables d’aquestes àrees a fer-hi una passejada i que intentin justificar les voreres farcides d’esvorancs; l’enllumenat irregular; les línies de busos aparentment pensats per desanimar el públic a utilitzar-los; la tètrica i eterna cantonada del carrer Moianès amb la Bordeta; l’ocupació de les molt estretes voreres per tanques d’obres i solars; l’ambulatori de joguina; el solar de Magòria per sempre mort de riure; la planificació kafkiana de la circulació, que converteix en presó el nostre barri, tant per sortir-ne com per entrar-hi: el culebrot de Can Batlló, i així fins a l’infinit. Demano a la gent del barri que mostri el seu descontentament.

Tras el paso de Clos

gener 30, 2006

JOAQUIM ROGLAN - 30/01/2006

Después del invierno llega la primavera, tras la nieve sale el sol, y en el Carmel la vida sigue como antes de la sonriente aparición televisiva del doctor Clos en el programa de Josep Cuní. Así que donde TV3, el alcalde y sus asesores de imagen montaron un plató que daba gozo verlo, ayer ya sólo había un montón de basuras, trastos y despojos. Porque una cosa es el Carmel real y otra el Carmel de los que van a salir en la tele y a prometer el oro y una palabra políticamente correcta que sustituya al moro. Como era domingo y las carreteras estaban hechas un fiasco, no se lució la consellera Tura ordenando a las cámaras que no filmen ni imponiendo su protocolo. Así que en la zona cero del socavón más grande jamás ocultado, reinaba un silencio dominical.

Paseaba por allí un anciano de los que elevaron el barrio con sus manos. “¿A que quedará bien y bonito?”, nos preguntó. Como callamos para no molestar a quienes han enterrado su credibilidad, su ideología y su infinita capacidad de hacer el ridículo en ese inmenso foso de hormigón, se autorrespondió el jubilado: “Si hacen la plaza que prometen, tendremos otro gran cagadero para perros”. Y remató su lección de sabiduría popular. “Han vuelto antes a sus casas miles de afectados por la catástrofe de Nueva Orleans que nuestros vecinos desalojados”.

Con todo cerrado por descanso dominical, nos consolamos en el mejor bar de tapas del barrio. Estaban allí las clases populares comiendo patatas bravas y otras delicadezas culinarias sin diseñar ni deconstruir. A sus pies, el mar y “la mejor ciudad del mundo”, según el alcalde y sus publicistas. Meditando estábamos sobre la tumba de tanta vanidad, cuando nos avisaron de que tras otro incendio en un transformador, cayó una cornisa, hirió a tres vecinos y parte del barrio estaba sin electricidad. A tiempo llegamos de ver sangre en el asfalto y ninguna autoridad que prometa algo. Pero es que de tan laicos como son, ya no creen ni en su propio gafe.

El precio de la vivienda. Ciutat Vella, por encima de la media

gener 30, 2006

Ciutat Vella, por encima de la media

LA VANGUARDIA - 30/01/2006

El informe de la Cambra de la Propietat Urbana de Barcelona constata que de manera permanente, los distritos de Sants-Montjuïc, Les Corts, Sarrià-Sant Gervasi y Gràcia vienen practicando un alquiler por metro cuadrado por encima de la media de la ciudad, que se sitúa sobre los 12,43 euros. Además, según los últimos datos referentes al tercer trimestre del 2005, Ciutat Vella se está añadiendo de manera casi constante a este grupo de zonas con precios por metro cuadrado más inflacionistas. Esta dinámica también se repite en el coste medio y mensual de un vivienda en este distrito. Así, los precios aumentan por encima de la media de la ciudad. Además, el incremento máximo acumulado a lo largo del 2005 también se sitúa en Ciutat Vella, que presenta los incrementos mayores. Así, en esta zona de la ciudad, el metro cuadrado cuesta 12,60 euros, muy por delante de Eixample, Sants-Montjuïc y Sant Martí. Mientras que el distrito más económico vuelve a ser Sant Andreu, donde el metro cuadrado no alcanza los 10 euros. En términos generales, el alquiler por metro cuadrado en estos últimos tres meses ha crecido un 14,78%, ya que en el mismo periodo del año pasado se encontraba en los 10,83 euros.

Metro i civisme

gener 30, 2006

És una vergonya com funciona el metro en hora punta a Barcelona! Els vagons
plens, la gent t’empeny et trepitja i ni et demana disculpes. A mi, fins i
tot, m’ha amenaçat d’enviar-me a l’altra punta del metro un individu amb
molts mals modals i ha arribat a dir-me que li parli en castellà. Jo parlo
en l’idioma que vull, que per alguna cosa visc a Catalunya.
Si us plau, Transports Municipals, poseu-hi pesures perquè passin més metros
i autobusos. La gent no tenim perquè patir aquests malsons de bon matí!

El coste de la vivienda. El precio medio de una vivienda arrendada en Barcelona asciende a811 euros al mes

gener 30, 2006

EL COSTE DE LA VIVIENDA
Alquileres ‘in crescendo’
El precio medio de una vivienda arrendada en barcelona asciende a 811 euros al mes

Sants-Montjuïc y Ciutat Vella son los distritos que experimentan un mayor crecimiento de los precios  
La Cambra de la Propietat Urbana de Barcelona constata el aumento de pisos en alquiler  
La superficie media de un piso de alquiler es de 71m2, superada por Sarrià-Sant Gervasi, Eixample y Les Corts  
El 60% de los contratos lo ofrece la propiedad horizontal – un propietario por vivienda-, y el resto, la propiedad vertical  

SILVIA ANGULO - 30/01/2006
BARCELONA

Imparables. Los precios de las viviendas de alquiler en Barcelona continúan creciendo y ya superan la barrera psicológica de los 800 euros. En el tercer trimestre del 2005 presentaron un incremento del 11,2% respecto al mismo periodo del año anterior. Esta nueva subida sitúa el coste medio de un piso arrendado en la ciudad en 811,97 euros mensuales, una cifra superior a los 761,21 euros que registraban los alquileres en el segundo trimestre del año pasado. Por distritos, los que han experimentado un mayor crecimiento son Sants-Montjuïc y Ciutat Vella, que continúa situándose en las zonas de la ciudad que registran mayores incrementos de precios. “Continuamos en un mercado muy desajustado entre oferta y demanda, que se expresa con una fuerte presión al alza”, indica un documento de la Cambra de la Propietat Urbana de Barcelona. Esta inflación afecta a unas zonas de la ciudad más que a otras, y la tónica en los últimos análisis indica que la zona de Ciutat Vella está alcanzando costes espectaculares.

El informe trimestral añade una buena noticia, y es que poco a poco crece el número de viviendas destinadas al alquiler en la ciudad. En este sentido, se revela que el volumen de contratación ha crecido gradualmente cada tres meses. Así, en el último trimestre se registraron 5.855 contratos nuevos y 4.082 devoluciones de fianzas. El saldo entre altas y bajas arroja una cifra de 1.773, lo que equivale a disponer de un stock de viviendas de alquiler que contribuye a la estabilidad del sector y, por primera vez, deja de lado la rotación continua de pisos. “El año 2005 se confirma como un año más de expansión del mercado de arrendamiento en Barcelona”, concluye sobre este tema el documento.

El informe también constata que la inflación de los alquileres acumulada durante los tres trimestres supera ligeramente la del año pasado. Los más moderados, en cuanto a precios, son Sant Andreu y Les Corts, que contrastan con Ciutat Vella y Sants-Montjuïc, que han registrado un incremento del 17 y 16%, respectivamente. El caso de Ciutat Vella tiene especial interés. ya que, a pesar de disponer de las viviendas más pequeñas, este último año ha experimentado un fuerte incremento. El resto de los distritos se mueve con variaciones que circulan entre el 10 y el 15%.

Así Sarrià-Sant Gervasi continúa siendo la zona de la ciudad más cara: 1.054,9 euros mensuales, seguido de Les Corts con 983,5 euros. El Eixample se sitúa por encima del alquiler medio de Barcelona, mientras que el resto de los distritos opera a precios por debajo de la media de la ciudad. Con precios más económicos están las viviendas ubicadas en el distrito de Sant Andreu, que tiene el alquiler medio más bajo de la ciudad, seguido de Ciutat Vella, con 665,7 euros.

El coste de una vivienda en determinados barrios se corresponde con los precios que se registran en los distritos. Así, son más altos en Sant Gervasi, y en Sarrià, que es el más caro, un piso de alquiler cuesta 1.228 euros mensuales. El récord lo tiene Pedralbes, con precios que llegan a los 1.553 euros. En esta misma franja y por encima de los mil euros se sitúan los barrios de Dreta del Eixample y Fort Pius, en la zona de Sant Martí. Curiosamente, también son los pisos que presentan superficies más grandes y van desde los 109 metros cuadrados hasta los 70.

En cuanto a los barrios que tienen en sus calles los pisos más económicos está Bon Pastor, donde se acomete una importante transformación urbanística y ahora un piso en alquiler cuesta 382 euros. También resulta barata Trinitat Vella, donde se está viviendo el mismo proceso de remodelación. Otro de los barrios que están a la cola en precios es Ciutat Meridiana, aunque está ya muy próxima a los 600 euros mensuales.

Respecto a la superficie media de las viviendas, un trimestre más se sitúa en los 71 metros cuadrados. Los pisos más pequeños se encuentran en Ciutat Vella, Nou Barris, Horta-Guinardó y Gràcia, mientras que los más amplios se ubican en Sarrià-Sant Gervasi, con una media de 90 metros cuadrados, y el Eixample, con 80. Otra de las zonas de la ciudad que cuentan con pisos más amplios es Les Corts, que presenta una superficie media superior a la de Barcelona. El resto de los distritos de la ciudad oferta casas con tamaños menores.

Con referencia a los diferentes agentes ofertantes de vivienda de alquiler, el 60% de los contratos los ofrece la propiedad horizontal – un propietario por vivienda-, mientras que el resto lo hace la vertical – edificios que son de un solo propietario-, que ha practicado unos precios más bajos. En este sentido, la propiedad horizontal ha establecido unos importes que superan un 11% la media de la ciudad y se sitúan en torno a los 902 euros mensuales.

Costes más reducidos han aplicado los agentes de la propiedad vertical, con precios que no superan los 683 euros mensuales y un 16% más bajos que la media de Barcelona. Según el informe, este comportamiento es nuevo, ya que en los últimos años los incrementos de precios de la propiedad horizontal no eran tan acusados como los de la propiedad vertical. En el alquiler por metro cuadrado se ha incrementado más en los pisos de propiedad horizontal, un 16%.

CONDEMNA AL MUNICIPI. Indemnitzada una motorista que va caure per un bassal

gener 29, 2006
 

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.